martes, 21 de julio de 2009

INFIBULACIÓN

















qué desdicha no estar
abiertamente desnuda con ganas de enloquecer afónica en el grito
sin que sangren mis palabras
mi clítoris mis labios en este territorio

nada sé del amor
aquí al lado de allá al otro lado acá

hilvánanme de virgen de muerta
de muñequilla
de
    mente

un crimen que nadie castiga.


* de El Libro de Epifanía, poema escrito en el año 2003 en repudio a estas prácticas en ciertas partes de Europa, Egipto, Afganistán, y algunos lugares asiáticos.

“la infibulación” es la forma más agresiva y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores para que la mujer no sienta placer... después de este hecho, que se lleva a cabo con bisturí, en hospitales y, en otros lugares, con cuchillos oxidados, maquinas de afeitar, tijeras, piedras agudas, trozos de vidrio, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina.

¿porqué razón?, uy, por una cuestión cultural y/o religiosa, las mujeres deben permanecer vírgenes hasta el matrimonio, asimismo, para evitar la promiscuidad.

* Obra pictórica de Mariela Mónica Montes