lunes, 11 de enero de 2010

LÁPIZ LABIAL


.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
censuro lo que ya sé en general del poema cambiaría ese espejo
donde véome desatendida doy en cuenta que el paso
de las sombras constriñen la comezón
todos los
atardeceres
también el ave
mitológica parece gris
cuando estoy de secretillo en otra piel
por esas cuestiones de hembra gustos afines
salvo claroscuros y una infinita soledad no me hallo sola
en el expreso mi voz es lo más parecida al clon de otras galaxias
echando ruido aunque ni siquiera sé si tienen buen cuerpo
son alienígenas o humanoides
de un lápiz que inculpa
el ayuno
en las
som
bras no se encariñe conmigo
mientras acomódome los dientes con una mueca entre labios

me deshago de usted.