martes, 13 de julio de 2010

CIGARRILLO



.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
quieras o no quieras tanto mejor si quieres pero si no quieres da igual los nervios estoquean se hacen oír como piedras este pellejo parece seráfico para lo que venga si quiero si quieres podemos escuchar la misma música acordes de medianoche con los que me acuesto a lo largo de la inmensa creación si mucho quiero una idea atiende lo que hurga lo respira lo arrastra lo asienta sin saber mayores matemáticas lo acomoda entre las manos aquí o allá no sé si eréctil más o duro menos indaga su existencia afuera nueve diez quejidos juzgan que hay sueños por desatornillarse en ambas latitudes los muerden chupan sorben como se embulle el agasajo y comienza a girar la flor obscena si quieres al fin y al cabo soy una metrópoli de cuerdas dice el tictac adelante atrás vira espía se me hinchan los labios tanto repetir cuándo diablos acabarás el cigarrillo.