viernes, 12 de agosto de 2011

PELVINIUS


y sigo sudando las cicatrices del nunca jamás

ANA MARÍA FUSTER LAVIN

a esta hora pinté una mirada tuya en el cristal viejo de la ausencia

REYNALDO GARCÍA


lomo pernil cadera embudo declive abajadero
empollona penetración

en la jaula tan sólo existe el ahorcado
la roncha el bulto que me queda y su olor
embotella
penetra

este verso
es un campanillazo aunque haya llegado tarde
el ojo tiembla

en virutas de sol 

quién escondió la máscara
cómo se llama lo que mi boca no enseña

un día más                       un día más
                   un día más   

dedos son púas
abriendo cicatrices in situ.