sábado, 10 de marzo de 2012

THÁNATOS


















y un reloj impúdico, por cierto, redime palabras
en su propio encierro
LA AUTORA


no me (sub)rayes futuro hasta ser la última en el asiento
cuando nada ni nadie haya detrás del verbo ido
ofréceme la primera exploración de las culpas
las cruces que indican el pastizal a la cabra
sin ojos de lobo

mírala y conócete
                              tú a tú

tarde o temprano abdicará la libretista
hasta hace poco me nombraba hipnos fálicamente 
un desmadre

                              escribiendo

                              en realidad

porque las palabras ya no incomodan

cómo será en la morgue a medianoche.


* Obra pictórica “El Beso”/ Theodore Gericault