jueves, 3 de julio de 2014

MAGNOLIA






















no hay jardín hay lluvia de barro de alguna manera como esa muerte que nos separa supo del pretérito de mis ojos a tiro de puñal no sé si son las mismas manos amputadas.