lunes, 29 de junio de 2015

IMPREVISIBLE
















no, es otro │pero me gusta Othello│ y esas putas tristes cuando acechan aquel párrafo mortal de quien duda igual que fantasea │este verso las transporta │ yendo de cordero sin afán de escorpión envés del ojo yo no sé cómo se llama │ entre tanto feísmo, según usted, el caos hace bien.