domingo, 13 de marzo de 2016

OTRA YO MISMA






















grito hasta llegar al ojo que duele su mirada cuanto más acecha esa honda transformación, sin duda, a veces soy demasiado puta.